mamoplastia de reducción 

La mamoplastia reductora o reducción mamaria  consiste en disminuir y equilibrar el volumen de las mamas, cuando se consideran demasiado grandes, mejorando así la calidad de vida de la mujer. Es un procedimiento quirúrgico destinado a disminuir el volumen, levantar, cambiar la forma y modificar la posición de las mamas por una serie de motivos: Para mejorar el contorno y tamaño de las mamas cuando por razones personales se consideran demasiado caídas, para corregir una perdida en el volumen mamario después de un embarazo, para equilibrar el tamaño de las mamas cuando existe una diferencia significativa entre ellas (asimetría) o como técnica reconstructiva en determinados casos.

La edad para la realización de esta cirugía debe ser mayor a 18 años. Con la mastopexia se busca proporcionar un aspecto más natural y armónico a la mama, también se consigue la recolocación y reducción del tamaño de la areola.

Es importante saber que la forma, la cantidad de tejido mamario y el tamaño de las mamas previas a la cirugía pueden influir tanto en el tratamiento recomendado como en el resultado final. Por ejemplo si las mamas no tienen el mismo tamaño (asimétricas) o forma antes de la cirugía es poco probable que sean completamente simétricas después.

Factores como el embarazo, lactancia, cambios en el peso corporal, la edad, el ejercicio de alto impacto, el envejecimiento y la gravedad producen cambios en el aspecto de las mamas de una mujer. A medida que la piel se torna flácida las mamas comienzan a caer y pierden su forma original. 

Hay una variedad de técnicas usadas por los cirujanos plásticos para la mastopexia, y este procedimiento puede ser realizado en combinación con otro procedimiento secundario, como por ejemplo una lipoescultura para mejorar el contorno corporal. La mastopexia modifica drásticamente el aspecto de las mamas dejando cicatrices de acuerdo al cambio obtenido.

El levantamiento de la mama se consigue recolocando la piel, complejo areola-pezón y el tejido mamario (glandular y grasa). 

 

Con la mastopexia se busca obtener una mama con mejor volumen, proyectada, firme y con un mejor escote. La cicatriz resultante puede ser periareolar, circunvertical, en J o en T invertida, y esta dependerá de la cantidad de piel y tejido mamario que se deba retirar, de manera que la mama vuelva a tener un aspecto natural. Habitualmente en este procedimiento no se dejan drenajes, lo cual es a consideración de cada cirujano

La mastopexia puede ser realizada sola o en combinación con la colocación de implantes mamarios. La mastopexia combinada con implantes mejora la forma, consistencia y proyección de la mama. Aumentando la proyección con el implante, también se rellena el polo superior de la mama que muchas veces puede permanecer vacío con una mastopexia sin implantes.
 

La vía de realización, el tipo de mastopexia, el volumen de las mismas y la ubicación del complejo areola-pezón dependerán de la preferencia del paciente, su anatomía (estatura y contextura) y la recomendación del cirujano plástico. Esto debe ser discutido minuciosamente para seleccionar lo más adecuado según cada paciente.

Las candidatas ideales para someterse a una mastopexia son aquellas mujeres emocionalmente estables, sin sobrepeso que tienen una silueta relativamente buena y esbelta pero que presentan unas mamas caídas.

Las mujeres con mamas muy grandes son candidatas a una mamoplastia reductora. La piel firme con buen turgor y elasticidad lleva a un mejor resultado final postoperatorio y a un mejor contorno corporal. La piel muy flácida no se retrae, ni se adapta adecuadamente posterior a la mastopexia.

Las irregularidades del contorno corporal, asimetrías corporales  así como la estructura ósea intrínseca del individuo pueden condicionar a que los resultados no sean óptimos ni sean los que el paciente espera. Las mujeres con tono pobre de piel (tendencia a la flacidez), problemas médicos o expectativas no realistas pueden no ser candidatas para una mastopexia.

Los resultados puede que no sean óptimos por lo que puede requerir procedimientos quirúrgicos adicionales para mejorar el aspecto de las mamas. La mujer debe tener expectativas realistas acerca de lo que esta cirugía puede lograr en sus mamas y ser consiente de los resultados tanto positivos como negativos que se puedan obtener con la misma.

El tiempo quirúrgico de la mastopexia es de aproximadamente de 1-2 horas, el tipo de anestesia que se utiliza es general, se considera una cirugía ambulatoria por lo cual no requiere de hospitalización a menos que sea combinada con alguna otra cirugía o si el paciente lo decide. Algo importante a destacar es que yo recomiendo en el postoperatorio de esta cirugía  masajes de drenaje linfáticos  postquirúrgicos, como minímo 5 sesiones, para facilitar la movilización de liquidos en los tejidos tratados  y para ayudar a disminuir la inflamación. El uso del brassier post quirúrgico es  6 semanas de manera continua e incluso dormir con el. 

El tiempo de recuperación por lo general es de 14 a 21 Días y va a depender de cada paciente en particular. Los resultados son inmediatos pero los resultados definitivos se observan entre el 1° y 2° mes. El inicio de la actividad física o ejercicios se recomienda después de las 6 semanas postoperatorias y a exposición al sol después de la 8°  semana.

 

RIESGOS Y COMPLICACIONES  DE LA MASTOPEXIA CON O SIN IMPLANTES.

Cualquier procedimiento quirúrgico por pequeño que sea lleva consigo riesgos y es importante que usted comprenda los riesgos asociados a la mastopexia con o sin implantes. Aunque la mayoría de los pacientes no experimentan complicaciones, se deben discutir cada una de ellas con el cirujano plástico para asegurarse que se comprenden los riesgos, complicaciones potenciales y consecutivas de la mastopexia con o sin implantes. La mastopexia por sí misma no compromete la lactancia materna.

Cuadro Resumen 

Logo%20Doctor1-01%20(1)_edited_edited.pn

Tel: + 57 4 418 9502

WhatsApp: + 57 305 3594143

© 2019 Hecho por SECUENCIA 3014847444

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Calle 19 A #44-25 Torre Médica Salud y Servicios, piso 16, consultorio 1618,

Ciudad del Río, Medellín.

 

info@dralexisromero.com